Archivo por días: 28 noviembre, 2016

¿Sabes qué son los vehículos ADR?

adrLos vehículos conocidos como ADR, son aquellos que están debidamente preparados para transportar mercancías peligrosas por las carreteras de la Unión Europea.

Al momento de establecer las normas técnicas y regulaciones de los vehículos ADR en España se produjo un Real Decreto, estandarizando las inspecciones y regulaciones de estos medios de transporte, para así poder alcanzar niveles de seguridad máximos y prevenir posibles accidentes.

ADR, vehiculos peligrosos

Entre otras cosas, en este Real Decreto promulgado en España se determina que tanto el fabricante como el propietario del vehículo ADR deben someter a los mismos controles e inspecciones. Estos controles comprenden las certificaciones de prototipos de cisternas, inspección de  vehículos batería y CGEM, auditorías de los medios de producción del fabricante, comprobación de la aptitud para realizar los trabajos de soldadura, seguimiento de la construcción en todas sus fases, selección y verificación de los materiales, controles no destructivos de las soldaduras, inspecciones iniciales antes de la puesta en servicio de las cisternas, examen interior y exterior de la unidad, ensayo de presión hidráulica y otras pruebas o ensayos que se requieran.

Limitaciones de los vehiculos ADR

Además de esto, y como parte del conjunto de medidas de higiene y seguridad propio de estas unidades de transporte de mercancía peligrosa, los vehículos ADR, deben poseer características especiales como instalaciones eléctricas con cables debidamente aislados, no utilizar bombillos de rosca, múltiples interruptores para cortar los circuitos, una batería especial o limitadores de velocidad que no permiten a estas unidades superar los 90 kilómetros por hora.

Asimismo, cuentan con sistema de frenado (ABS), y frenado de emergencia en los remolques, en fin; todas las medidas de seguridad necesarias para preservar de la mejor manera las mercancías consideradas peligrosas.

Otra de las particularidades de uso de estos vehículos ADR, es que –al igual que la mayoría de los vehículos de uso comercial o de servicio público- deben pasar un examen o inspección que varía su periodicidad según las características de cada unidad. Por ejemplo, un Tractor y Vehículo porta-contenedor debe someterse a una revisión anual, pero un camión cisterna desmontable debe pasar una revisión del proyecto, una supervisión durante la fabricación, otra inspección inicial, otra anual, una especial cada tres años; y por último, una cada 6 años.

Todas estas regulaciones son necesarias y exhaustivas, porque esta clase de vehículos transportan materias tóxicas, objetos explosivos, gases, líquidos inflamables y demás materiales peligrosos, los cuales deben preservarse de manera especial.